Un país de límites

Este país no deja de sorprenderme. Cada día ocurre algo nuevo que me deja perplejo, para bien o para mal, pero siempre sin dar posibilidad a la indiferencia. Creo que aquí se reúnen los extremos de todas las cosas, y de eso junto a mis experiencias al respecto es de lo que voy a hablar hoy.

Lo más llamativo es salir a la carretera y darte cuenta de que no es suficiente con tener alerta los cinco sentidos. Los saudíes tienen una particular forma de conducción digna de estudio. Conducen muy bien y dominan el volante, pero lo hacen “a su manera”. Si hay una señal que indica 40 km/h, ellos van a 80. Y si son 60, pues a 100. Si hay una línea continua pero ellos necesitan adelantar, adelantan y ya se apartará el que venga de cara. Los arcenes se utilizan para que unos coches circulen por allí cuando otros los están adelantando. Es como si hubiera una ley no escrita que los hace colaborar con los demás a pesar de que están incumpliendo lo que marcan las señales de tráfico. Si en la autoescuela te han enseñado que se puede aparcar en línea o en batería pero quieres venir a Arabia Saudí, olvídate de todo. Aquí aparcan como les da la gana, en diagonal, cruzados y hasta en el lateral de una carretera nacional.

IMG_4095

Por otra parte, y contrastando la casi absoluta libertad para conducir, las leyes son muy estrictas respecto a lo religioso. No hay una sola mujer saudí a la que se le vea la cara, y son pocas las extranjeras que se atreven a enseñar boca y nariz en algún centro comercial. En cuanto a los hombres, nuestra vestimenta habitual en la ciudad se compone de camiseta, pantalones cortos y chancletas, y hasta el momento nadie nos ha llamado la atención. En la línea de las restricciones también se encuentra la total prohibición de beber alcohol, sea donde sea. Ni una simple cerveza, nada de nada. Lo más parecido son las cervezas de piña o manzana (naturalmente 0% alcohol). Tampoco se puede comer cerdo, pero eso no importa porque hay comidas tremendas de pollo y cordero.

La mayoría de la comida en Arabia Saudí está cocinada a la brasa y se acompaña con arroz.
La mayoría de la comida en Arabia Saudí está cocinada a la brasa y se acompaña con arroz.

El otro extremo llamativo es el clima. Ayer mismo, a las 4 de la tarde hacía un calor horrible que te retenía junto al aire acondicionado. Ni una nube en el cielo. De repente, en unos pocos minutos, una tormenta de arena. Y después unos rayos que en mi vida había visto. Parecía que viajaban de norte a sur y no iban a caer nunca. Alguno tuvo que llegar muy cerca porque el trueno fue instantáneo. Esto es algo que hay que ver o de lo contrario no te lo crees. El cielo se iluminó por completo, un trueno que nos cubrió completamente. Cinco tíos hechos y derechos que estábamos allí acabamos corriendo para meternos en casa…

En esta época del año son muy frecuentes las tormentas sobre las cuatro de la tarde.
En esta época del año son muy frecuentes las tormentas sobre las cuatro de la tarde.

La verdad es que tengo mucho de lo que escribir y poco tiempo para hacerlo. Otro día hablaré de la comida, del College of Excellence, de la cultura, de la ciudad, etc… Temas hay muchos, solo hay que encontrar el momento para hacerlo…

Un comentario en “Un país de límites

  1. Hola Gonzalo

    Ya veo que no tienes tiempo de distraerte. Y como dices, este es un país de contrastes y que no deja indiferente. No hay termino medio por lo que cuentas.
    Espero y deseo que tu estancia en Arabia Sauri sea de lo más fructífera y provechosa para ti.
    Un fuerte abrazo desde la capital del Bajo Cinca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s