El placer de sentirse a salvo

Muy a mi pesar, ese maldito proceso que ocurre en mi cuerpo una vez al año llegó esta semana, a destiempo, de forma traicionera y cuando menos lo necesitaba. Todos los inviernos la misma historia, las malditas anginas. ¿Y por qué llegan ahora? No importa que esté en un país con un clima muy adverso para estas cosas, ya están los aires acondicionados para arreglarlo. Después de varias semanas cambiando continuamente de calor a frío y de frío a calor, y con dos viajes de 30 horas de por medio, era lo mínimo que me podía esperar.

Pues bien, cuando sentí los primeros síntomas comenzó la preocupación. ¿Qué pasa si tengo que ir al médico? Seamos realistas. Llegas a una ciudad desastrosamente ordenada, en un país peor aún y con todos los detalles que ya he explicado en otros artículos. ¿Cómo demonios voy a confiar en que haya un hospital con unas condiciones sanitarias mínimas? Pues muy en contra de lo que tenía previsto, lo hay.

hospital 3

Puedo llegar al Muhayl National Hospital en 5 minutos si voy en coche, y menos de media hora si voy andando. El edificio no impresiona, más bien te hace seguir dudando de lo que te vas a encontrar dentro. Pero en cuanto entras aparece una recepción limpia, amplia, con varios saudíes trabajando. Solamente había visto un saudí trabajando en la tienda de telefonía móvil, pero detrás de ese mostrador había cuatro o cinco más. ¡Impresionante! Algo que no cambiaba era el hecho de que todos los pacientes se intentaran colar para acabar antes, demasiado típico en la zona para poder cambiarlo. Y por supuesto, una sala de espera para familias y otra para hombres.

Fachada del Muhayil National Hospital.
Fachada del Muhayil National Hospital.

¿El trato por parte del personal? Excelente. Fue decirles que éramos españoles y les cambió la cara a todos. ¡Barça, Real Madrid! Siempre acaban preguntando lo mismo. Parece que no hagamos nada más que jugar a fútbol. Una vez enfrente de la consulta nos abrió la puerta una enfermera filipina muy simpática. Y dentro estaba el doctor, dudo si era saudí o egipcio, pero también muy agradable. No obstante, se me ocurren dos opciones para explicar lo que ocurrió. La primera, que el doctor era muy exagerado. La segunda, que la infección que yo tenía en las anginas era descomunal. Creo que al final fueron las dos.

La cosa está en que me quería hacer pasar una noche en el hospital para que me curara bien. No era por querer llevarle la contraria, pero le dije que aquello me pasaba cada año y que siempre se arreglaba con antibióticos en forma de píldoras o máxime con algún pinchazo en el culo. Como veía al hombre preocupado e insistiendo mucho, llegamos al acuerdo de que me pondrían la primera dosis allí y en un rato continuaría con el tratamiento en casa.

En el patio de entrada al hospital hay un cartel gigante con los doctores que trabajan allí. A mi me atendió el doctor Alí Hussein, segundo por la izquierda. ¡Y fue muy amable!
En el patio de entrada al hospital hay un cartel gigante con los doctores que trabajan allí. A mi me atendió el doctor Alí Hussein, segundo por la izquierda. ¡Y fue muy amable!

Las dos horas que estuve en la camilla de urgencias fueron un auténtico show. Cada dos por tres entraba algún enfermero/a para ver si realmente era español y decirme que ellos eran saudíes, o egipcios, o filipinas. Yo aproveché para practicar árabe, porque la mitad de ellos no hablaban inglés. También hablé con una mujer saudí que iba tapada de arriba a abajo, ¡una experiencia única que casi nadie puede contar!

Al terminar nos fuimos a casa. Digo “nos fuimos” porque mis grandes compañeros de aventura estuvieron todo el rato esperando conmigo (¡gracias!), y suerte que lo hicieron, porque de no ser así hubiera pasado el rato aburrido o intentando explicar a los saudíes que en España también hacemos otras cosas aparte de jugar a fútbol. En fin, una vez más, estas cosas solo pasan en Arabia Saudí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s