Un Polo Norte con arena…

Vayamos al grano. Llevo viviendo en Abu Dhabi poco más de dos meses y ya es la segunda vez que me resfrío. Se me está acabando la paciencia con este país que basa su existencia en refrigerar el ambiente. Permitidme que me explique.

IMG_0177.JPG

Cuando aceptas una oferta de empleo en un país de Oriente Medio lo primero que te viene a la cabeza es: “¡Qué calor!“. En cambio, llegas aquí y el calor se termina en cuanto coges el primer taxi. Da igual lo que quieras hacer, todo ocurre entre 15 y 20°C. Ir de compras al centro comercial, coger un autobús, comer en un restaurante e incluso dar clases en el colegio. Todo se rodea de un ambiente en el que no hace falta ni que pongamos los yogures en el frigorífico.

IMG_0178.JPG

No sé cuánto tiempo más aguantaré en esta especie de nevera, pero si algo tengo asumido es que en julio hago las maletas rumbo a un país más cálido. Y cuando digo cálido me refiero a la práctica, no solamente al calor del sol que únicamente se percibe unos minutos al día. Hasta entonces, me queda la satisfacción de ser el único dueño de mi habitación, con lo que tengo libertad total para taponar con cinta adhesiva el maldito boquete del aire acondicionado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s